sábado, 14 de octubre de 2017

Reseña: Cariño, cuánto te odio

Título: Cariño, cuánto te odio
Autor: Sally Thorne
Serie/Saga: -
Género: Comedia romántica, Chick lit
Editorial: Espasa
Páginas: 416
Sinopsis

Todos sabemos que del amor al odio hay sólo un paso. 
Todos, menos Lucy


Lucy Hutton y Joshua Templeman se odian. No es que se caigan mal, que no se entiendan o que no tengan feeling, no... simple y llanamente se ODIAN. 
Sí, en MAYÚSCULAS.

Ambos comparten oficina en el gigante editorial Bexley & Garmin, y mientras Lucy es encantadora y servicial, viste colores alegres y lleva los labios de un rojo chillón, Joshua es frío, eficiente y calculador, y viste una camisa concreta para cada día de la semana. Agua y aceite, vamos. 
Cuando surge la gran oportunidad de promoción laboras para ambos, lo de Lucy y Joshua se convierte en una lucha sin cuartel. ¿Quién conseguirá el codiciado ascenso, convirtiéndose así en el jefe -y tortura seguro- del otro?
Y mientras ellos afilan sus cuchillos, un "pequeño" incidente en el reducido espacio de un ascensor lo pondrá todo patas arriba...

*Gracias a la editorial por el envío del ejemplar


El amor y el odio son versiones especulares del mismo juego; y tú has de ganar a toda costa. ¿Por qué? Por tu corazón y por tu ego. En serio, sé de lo que hablo. 

Empecé este libro sin muchas expectativas, simplemente quería un libro que me relajara y me hiciera reír, nada de dramas y problemas, necesitaba un libro ligero. Y cuando me llegó, leí una frase que me hizo mucha gracia así que decidí empezarlo enseguida.

Tengo una teoría. Odiar a una persona se parece de forma inquietante a estar enamorado de ella. He tenido mucho tiempo para comparar el amor y el odio, y éstas son las observaciones que he ido haciendo. 
El amor y el odio son viscerales. Ya sólo de pensar en esa persona se te retuerce el estómago. El corazón te palpita con fuerza en el pecho: casi se te ve a través de la carne y la ropa. Pierdes el apetito y el sueño. Cada contacto con esa persona te llena la sangre de un tipo peligroso de adrenalina y te coloca al borde de una reacción radical: luchar o huir. Apenas conservas el dominio de tu cuerpo. Te consumes. Tienes miedo. 

Tengo que confesar que cuando empecé, aunque me parecía gracioso, sobretodo por las ocurrencias de Lucy, no terminaba de engancharme. Es posible porque me parecía que al principio no pasaba nada... yo necesitaba un poquito más de juego entre los personajes en lugar de que Lucy me describiese cada situación pero bueno, cuando más o menos llevaba un tercio del libro las cosas cambiaron y me enganché más a la lectura. 

- Mira, Fresita. Si estuviéramos coqueteando, te habrías dado cuenta.
- ¿Quizá porque estaría traumatizada?
- Porque te dedicarías a recordarlo más tarde, cuando estuvieras en la cama. 

Lucy es una chica trabajadora, pero a la vez encantadora. Es servicial, amable y todo el mundo la adora. Todos menos, al parecer, Joshua, su compañero de trabajo. Él es frío, exigente y antipático y aunque Lucy es su compañera de trabajo, a la que ve día sí y día también, no ha sido capaz ni de darle una simple sonrisa. Esta situación les lleva a retarse continuamente, a "jugar" y ver quien conseguía ganar. Me hizo mucha gracia los juegos que tienen. El juego de la mirada, el juego del espejo, el juego de RR. HH. ... Son momentos divertidos a lo largo de la novela, sobretodo cuando ni la propia Lucy sabe cómo se gana un juego xD


Él ha recibido una advertencia, de palabra y por escrito, acerca del apodo que me ha puesto. Yo he recibido dos advertencias; una de ellas por agresión verbal y por una travesura que se me fue de las manos y de la que no me siento orgullosa.  

Una cosa que me ha gustado es la evolución de los personajes. A Lucy la he visto como un personaje real, con inseguridades y con una predisposición a ayudar de la que al final se quiere aprovechar todo el mundo. Josh no solo la saca de sus casillas, sino que la reta constantemente y eso hará que Lucy se fortalezca, de una forma o de otra. 

- Alguna vez deberías intentar que no te importara una mierda la opinión de los demás. Es una sensación liberadora, te lo aseguro.

Por otra parte Josh también tiene una gran evolución. Vemos que además no es solo un tío arisco y borde, sino que además tiene sus problemas, y cuando uno de ellos se le viene encima será Lucy la persona que le ayudará a salir de él. 

- Yo no te voy a llevar allí como se fueras mi esclava sexual. No te voy a tocar un pelo. Pero no puedo presentarme sin acompañante. Y mi acompañante eres tú. Me lo debes, ¿recuerdas?

En conjunto ha sido un libro divertido, con momentos graciosos pero también tiernos. Una historia de amor-odio que a mi parecer está bien construida y con unos problemas muy reales que pueden darse en la vida cotidiana de cada uno. 

(...) Pienso en la situación impropia de una dama en la que me ha visto. Bueno, ahora ya lo ha visto todo y oído casi todo. No me queda otra salida que fingir mi propia muerte y empezar una nueva vida en otra parte.

En resumen, ha sido una lectura ligera y divertida, y aunque al principio me costó un poco engancharme, luego lo leí prácticamente del tirón. Creo que es un libro que te hace desconectar, olvidarte aunque sea un poco de los problemas y que cuando lo terminas no puedes evitar tener una sonrisa en la cara. 

Los libros era, y serían siempre, algo digno de respeto y dotado de magia.

4/5

3 comentarios:

  1. Este tipo de libros vienen bien cuando estás leyendo libros más densos ^^ Apuntado queda.

    A ver si me paso más por aquí que por lo que veo ya te seguía y no me acordaba... :P

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hooola! Tengo muchísimas ganas de leer esta historia, hace mucho que lo tengo pendiente

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Amo este libro, lo acabo de leer y no he parado de reír, pero sobre todo lo que más me mató, no sé si te pasó a ti, es descubrir el verdadero plan de Joshua desde el inicio... ahhhhhh
    Un saludo

    ResponderEliminar