sábado, 21 de abril de 2018

Reseña: Bad boy's girl. Te odiaré hasta que te quiera


Título: Te odiaré hasta que te quiera
Autora: Blair Holden
Serie/Saga: Bad Boy's Girl #1
Género: Young adult
Editorial: Montena
Páginas: 448
Sinopsis: Tessa es una chica del montón. Su plan para el último curso del instituto es pasar desapercibida y seguir admirando a su fichaje, Jay Stone, desde la distancia. Pero todo cambia cuando el hermano de Jay, Cole, vuelve al instituto.
Desde que Tessa puede recordar, Cole se ha dedicado a hacerle la vida imposible. Aunque también es verdad que si vas a tener un enemigo número uno, mejor que sea como Cole: alto, buenorro como hay pocos y con unos ojos azules que tiran para atrás. Sí, es verdad, ha sido el tormento de Tessa desde que eran pequeños: le ha puesto motes, se ha metido con su manera de hablar, de andar y hasta de respirar. Pero el chico que ha vuelto no se parece en nada al bully de antes. Este chico nuevo la desafía, prueba sus límites, la fuerza a sacar a la chica guay que ella se empeña en esconder bajo una capa de mediocridad y cutrerío...
¡Un momento!
¿Podría ser que quien ella cree que es su peor pesadilla sea en realidad su ángel de la guarda? Ya lo dice el refrán: quien bien te quiere, te hará rabiar.
ADVERTENCIA: Incluido en esta historia viene un chico malo, cuyas contraindicaciones son suspiros pronunciados y risa histérica. Los efectos secundarios incluyen alucinaciones y plantearte si podrías encontrar uno igualito en eBay y pagar por él lo que sea necesario.


Te odiaré hasta que te quiera || Más razones para odiarte || Amor loco nunca muere || Quién bien te quiere te hará reír

"Te odiaré hasta que te quiera" ¿Por dónde empezar con esta reseña? Quizá un buen comienzo sea decir la gran decepción que me produjo el libro y que la única forma que encontré de terminarlo era repetirme a mi misma cada vez que leía una burrada “¿Cómo lo vas a dejar aquí? Tienes que saber cuál la supera”.

La historia nos presenta a nuestra protagonista, llamada Tessa, aunque si utilizaramos su conocido apodo la llamaríamos Tessa la Obesa. Tessa es una chica con la autoestima por los suelos debido al bullying sufrido años atrás (y que realmente aún sufre), muy acomplejada por su pasado sobrepeso y perteneciente a una familia donde el qué dirán es más importante que los sentimientos de su propia hija. También nos encontramos con Nicole, antigua mejor amiga de Tessa y cuya profesión actual cuenta con el largo historial de chica popular del instituto, verdugo, acosadora particular de nuestra protagonista y novia de Jay que no es otro que el amor platónico de Tessa. Pero Jay Stone, además de ser súper guapo, el chico más popular del instituto y un cobarde, no podemos pedirle mucho más (si es que no se le pueden pedir peras al olmo).

En este ambiente Tessa encara sin mucho ánimo el último curso del instituto, con la única intención de seguir observando desde la distancia a su gran amor inalcanzable mientras soporta como puede las constantes pullas de Nicole. Sin embargo todo empeora cuando Tessa se entera de que su acosador particular tres años atrás, Cole Stone (si, es el hermano, hermanastro realmente, de Jay Stone), vuelve al pueblo para este último año de instituto. Para que nos entendamos, Cole no es un buen chico, por no llamarle algo peor. No solo se dedicaba a hacer bullying a Tessa tres años atrás, sino que además ahora que ha vuelto se dedica a humillarla constantemente. Y, como nadie puede esperarse, Tessa constantemente le perdona y se pilla por esta bonita pieza, porque, entre otras cosas, que alguien se dedique a llamarte bizcochito refiriéndose a tu peso es lo más romántico del mundo.

—Me acabas de llamar tonto y estás en mi casa, que es donde el padre de Tessie ha dicho que estaría su hija. ¿Quién eres y qué has hecho con mi bizcochito? —exclama sujetándome por los hombros y tirando de mí.Le propino un manotazo en el pecho y me aparto de él.—Para empezar, mido metro setenta, así que no tiene ningún sentido que me llames «bizcochito», y segundo, ni se te ocurra volver a ponerme la mano encima, Stone, o te castro con mis propias manos.—En serio, la única chica que les desearía el mal a mis huevos es Tessie, pero tú eres otra persona...—No, soy Svetlana, su malvada gemela rusa y he venido a acabar contigo mientras duermes —le espeto.

Una critica especial se merecen los padres de Tessa por mi parte. El padre es aspirante a alcalde y, sin importarle los sentimientos de su hija o las situaciones de bullying por las que tuvo que pasar hace años en manos de Cole Stone, obliga a su hija a llevar unos papeles a casa del sheriff, que resulta ser el padre de Cole y Jay. Y nuestro magnífico protagonista masculino no tiene otra idea mejor que tirarle un cubo de pintura verde por encima cuando entra en su casa. Pero tranquilo todo el mundo, porque si te llama tía buena entonces se le puede perdonar todo. Aquí no termina la cosa, que también tengo para la madre de Tessa, ya que es capaz de entregarle un juego de llaves de su propia casa con tal de que Cole se sienta como en casa. Total ¿Qué más da lo que piense o sienta Tessa?

—Haz lo que te digo, Tess —insiste mi padre con un suspiro—, y no chistes. Enviaría a tu hermano, pero como según el reloj ese por el que se rige aún es por la mañana, probablemente esté demasiado borracho para funcionar o la resaca no le permita entender lo que le digo.—¡Pero papá, puede que Cole esté allí y tú sabes mejor que nadie lo mal que me trata! —protesto, y por un momento me planteo arrodillarme a sus pies y rogarle que no me obligue a ir.—No estoy para dramas, cariño. Coge los papeles y vete.

Sinceramente en esta historia los únicos que se salvan para mí son las dos amigas, que desaparecen progresivamente desde la aparición de Cole; y el hermano de Tessa, Travis, aunque también tendría para rato con estos tres personajes.

-Repito, ¿eso es bueno?-Venga ya. Significa que no me está utilizando. Está buenísima y me odia, es la combinación perfecta.-A ver si lo entiendo, que te odie es perfecto porque... -Mi querida hermanita, tú deberías saber mejor que nadie que hay una línea muy fina entre el amor y el odio- responde, y se echa a reír.

La historia se sujeta con pinzas y, aunque reconozco que al principio me enganchó bastante, los mensajes que siento que transmite no me parecen correctos: no se puede juzgar mientras te quejas de que a ti no te gusta que te juzguen; ni pasar de alguien que es alcohólico hasta que comienza a importarte lo que opinen de ti; dejar todo en segundo plano, incluyendo a tus amigas, porque un chico se interesa por ti; solo debes maquillarte si eres delgada; comentar que la protagonista no come nada y dejar este tema en el aire durante el resto de toda la historia…

A pesar de esto reconozco que es una historia que consigue atrapar, una gran parte gracias al trío amoroso que se observa desde un primer momento (aunque realmente es un cuarteto ya que Cole está pillado por Tessa, Tessa por Jay, Jay parece no aclararse entre Nicole y Tessa y Nicole realmente está pillada por Cole), yo no paraba de pensar “madre mía, esto va a acabar como el rosario de la aurora”.

Y cuando se descubre el pastel… no digo más. Además una cosa que me ha impresionado en este libro es que los nombres de los capítulos son futuras frases que aparecerán en la historia, algo que muy pocas veces me he encontrado en un libro y no me importaría encontrarme más a menudo (no recuerdo otro libro en lo que lo haya visto la verdad)

Y ese final… no voy a mentir, mi vena cotilla de patio se muere de ganas de saber cómo se resuelve la situación en la que Cole y Tessa se encuentran al final del libro. Sin embargo, debido a todo lo que me ha decepcionado este libro no creo que me decida a continuar con la historia que la autora nos ofrece sobre estos personajes que tan poco me han convencido, al menos no me decidiré a continuarla de momento.





2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Yo a este libro le tengo una manía impresionante... jajaja
    Me compré la primera parte hace mucho y ni me la terminé porque no me gustaba nada, le cogí asco a los protagonistas incluso, sé que puedo parecer un poco exagerada pero es que vamos...
    Bueno, me alegro que a ti no te haya desagradado tanto
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me acabo de encontrar tu blog y me ha gustado mucho, así que ya te sigo.

    Saludos desde Annie's Place.

    Nos estamos leyendo👋

    ResponderEliminar