martes, 7 de agosto de 2018

Reseña: El despertar de la sirena

Título: El despertar de la sirena 
Autor: Carolina Andújar
Serie/Saga: Autoconclusivo
Género: Juvenil
Editorial: Montena
Páginas: 160
Sinopsis: Un amor revuelto como el mar, un canto de sirena que seduce y arrastra, que ilumina y engaña, como el mar.

Han pasado trescientos años desde la última vez que Jurate, la sirena maldita, surcó las aguas del mar Báltico.

Ya es hora de que regrese a la superficie en busca de un nuevo amor...



Bueno, bueno, bueno, hoy os vengo a hablar de El despertar de la sirena, un libro de la autora colombiana Carolina Andújar. La verdad es que no había oído hablar de este libro, y a su autora sólo la conocía de oídas. Sin embargo, quise leerlo en cuanto me enteré de que este libro trataba de sirenas, algo no muy difícil de adivinar si lees el título, y, no sé vosotr@s, pero para mí las sirenas son uno de mis seres mitológicos favoritos (creo que solo es superado por mi amor incondicional hacia los vampiros).

Y quizá fue justamente esto lo que hizo que el libro no llegara a gustarme del todo. Nuestra historia comienza cuando Casandra va a buscar a su abuela Marion a Finlandia, y así acompañar a la anciana en su vuelta a Francia. Pero Casandra también va a aprovechar la visita para conocer a Reijo, del que está profundamente enamorada sin siquiera conocerle. Reijo es un joven que se encarga del faro del pueblecito en el que se desarrolla nuestra historia y que quedó completamente prendado de Casandra al contemplar una foto de ella, o al menos eso dice, porque me ha sido imposible poder creerme la historia de amor de los protagonistas (llamadme rara pero para enamorarme yo necesito algo más que solo mandarme cartas con otra persona y que me regale una perla extraña. Y ya el hecho de que según me conoce me diga que me ama, que somos almas gemelas y que soy la luz de su vida a mi me echa para atrás) 🙄

Pero sin irnos mucho del tema, me queda por presentaros la guinda del pastel: Jurate, la sirena maldita, que básicamente puede subir cada 300 años a la superficie para reclamar a un joven del pueblo como marido y convertirle en el rey del mar (y devorarle a mordiscos, literalmente hablando), y esta vez le ha tocado el privilegio a Reijo. Centrándonos en Jurate, ay Jurate, yo creo que es lo que más me ha gustado de la historia, ella y toda la leyenda que la rodea. Y, además es que todo lo que sean villanos y maldiciones a mí me conquista y Jurate además de ser una sirena y ser la villana de nuestra historia pues eso, que esta maldita. 

Ahora bien, centrándonos en la historia, realmente es más un cuento que una novela. Es tan corta que no he sido capaz de llegar a conectar con los personajes y me sacaba completamente de la historia el que estos me pudieran dar datos que, para mí, son imposibles que conozcan (si es que solo les faltaba darme el número exactos de azucarillos que Jurate se puso en el café la mañana que la maldijeron) y sus largos discursos de hojas y hojas que te hacían olvidar hasta qué personaje era el que estaba hablando. Todo esto mezclado con la poca acción que hay durante todo el libro es lo que ha hecho que al final la historia me haya dejado un sabor amargo y una sensación de decepción que ni la idea básica del libro, que es muy buena, ni la magnífica leyenda de Jurate ni el propio personaje han podido disminuir.




0 comentarios:

Publicar un comentario