jueves, 22 de noviembre de 2018

Reseña: La velocidad de la noche


Título: La velocidad de la noche
Título original: Night speed
Autor: Chris Howard
Serie/Saga: -
Género: Juvenil
Editorial: Puck (Urano)
Páginas: 384
Sinopsis: Tetra: una peligrosa droga que proporciona a los usuarios velocidad y fuerza sobrehumanas durante nueve minutos. Pero mucho cuidado, porque entraña también grandes peligros. A partir de los dieciocho años, el cuerpo humano no resiste sus efectos.
Alana: una joven heroína, potente, compleja, rebelde. Alana no necesita que nadie la rescate. De hecho, forma parte de la unidad encargada de perseguir a los jóvenes delincuentes que utilizan Tetra para el crimen. Criminales como los que provocaron la muerte de su hermano.
Una cuenta atrás: Alana pronto cumplirá dieciocho años. Si para entonces no ha conseguido encontrar a la persona que dejó a su hermano en silla de ruedas, tendrá que renunciar a vengarlo… y también a la droga.
Un juramento: Alana está dispuesta a todo con tal de cumplir su promesa. A todo. Incluso a infiltrarse en la misma organización que tanto detesta y hacerse pasar por una de ellos. Tal vez a descubrir que no son lo que parecen. Ni tampoco ella.


Hoy os vengo a hablar de un libro que cuando leí la sinopsis me llamó la atención, pero antes de verlo como una de las novedades e Puck no lo conocía. De hecho, fui a buscar su portada original para ver si así me sonaba, pero nada Así que como no conocía el libro iba con 0 expectativas.
Lo primero que quiero destacar es el ritmo, que a mi me ha parecido súper ágil y trepidante. Creo que es lo que más me ha gustado de la novela. Y que, a pesar de que nos tienen que explicar como funciona la droga, que efectos tiene y cómo se utiliza, esas partes no me han parecido pesadas o aburridas. 

Vivimos todo desde el punto de vista de la protagonista, Alana. Al principio me ha confundido un poco la forma de explicar las cosas, pero más que ella era el mundo, por ejemplo, se mira de forma muy distinta a las personas de 17 y 18 años. A ver, me explico, al principio de la novela ella hace referencia a que su “entrenador” (por llamarlo de alguna forma) era demasiado mayor para ella… cuál es mi sorpresa cuando me entero de que tiene 18 años y Alana 17. Al principio pensaba que había sido un malentendido por mi parte, pero esta situación se repite con diferentes personajes y, seamos sinceros, hoy en día, en nuestro mundo, unos meses o incluso un año no es una diferencia muy grande. Es un pequeño detalle, en realidad no tiene mucha importancia, pero es algo que me ha “chocado”. 

Lo curioso es que justo por esto yo creía que la historia iba a ir por un lado, y al final no, y me alegro, porque me gusta mucho más el camino que ha tomado. La trama ha sido interesante, aunque eso sí, no es que haya pasado nada que no viera venir. 

En resumen, creo que ha sido una buena lectura, con una historia interesante que te mantiene enganchado. La ambientación me ha parecido buena, pero a eso de la mitad de la historia ya intuía por donde iban a ir las cosas, y al final no tuve esa “sorpresa” que imagino que el autor quería provocar. De todas formas, lo he disfrutado mucho y si se sacara algún oro libro del autor lo más probable es que lo leyese 😊



1 comentarios:

  1. Hola!

    No conocía el libro y al leer la sinopsis no he podido evitar acordarme del soma en Un mundo feliz, de Huxley.
    Creo que si me cruzara con este libro le daría una oportunidad :)

    Besetes!

    ResponderEliminar